dissabte, 9 de juny de 2012

El 3º Verano de la Ira

JORNADAS SITUACIONISTAS
del 6 al 30 de Junio
en La Clínica Mundana

MIÉRCOLES 13, a las 20:00. 
JOSE ANTONIO MAENZA,  VISTO POR EL G.T.C.E.

"Orfeo filmado en el campo de batalla"
Película original con banda sonora creada por el Grupo de Trabajo de Cine Ex (G.T.C.E), inspirada en la música que solía utilizar el propio autor en sus proyecciones.
Este evento mezcla cine y teatro, ya que los diálogos son leídos e interpretados por diferentes personas que interactúan fusionando realidad y ficción en un mismo marco espacio-temporal.

JUEVES 14, a las 20:00.
PRESENTACIÓN DE CORTOMETRAJES. GTCE.

El Grupo de Trabajo de Cine Ex de la Facultad De Bellas Artes se formó en el año 2008 con la intención de revisar el cine no hegemónico desde una óptica neo-moderna, intentando englobar, cruzar o amalgamar tendencias políticas con tendencias experimentales. Nos hemos dedicado a ver otro cine y, como nos apuntaba Jonas Mekas, a reeducar nuestros ojos y nuestros oídos.
En una palabra, nos quisimos contaminar con estas tendencias para un fin concreto: es muy necesario hacer un nuevo cine alternativo AQUÍ Y AHORA, pero inscrito en su propia tradición. Un nuevo cine heredero de unas formas concretas (formas rebeldes) que tenemos el deber de conocer y difundir.

VIERNES 15, a las 20:00.
CICLO: "LA TRANSGRESIÓN DE LA LEY COMO FORMA DE ARTE"

CHARLA:
DEL ACTIVISMO ESTETIZADO A LA TRANSGRESIÓN ARTÍSTICA
Nelo Vilar

El pasado jueves 29 de marzo, día de Huelga general, Laura Gómez y otros sindicalistas de la CGT realizaron una pequeña performance ante el edificio de la Bolsa de Barcelona. La acción era un típico teatrillo de manifestación sin ninguna ambición artística: consistía en quemar una caja de cartón llena de billetes falsos. Laura fue detenida durante 23 días en prisión preventiva. La soltaron con una fianza de 6.000 euros y el fiscal pide para ella 36 años de reclusión... ¡por incendio! ¡Quemar toda una provincia apenas supondría cinco años de prisión! Ni siquiera rompió escaparates ni quemó contenedores, que también son formas de performance, de dramatización, de teatralización o simplemente de estetización de la protesta, tal como se ha calificado a menudo a este tipo de acción directa. Por supuesto, su intención no era transgredir ninguna ley, su acción se movía en el inocente espacio de lo simbólico.

Desde muy antes de los años 60 se dice que los Nuevos Movimientos Sociales (NMS) practican un activismo estetizado. La Marcha de la sal (1930), encabezada por el Mahatma Gandhi, es una preciosa acción simbólica de gran impacto político. La negativa de Rosa Parks a cederle su asiento a un hombre blanco en el autobús también tuvo un gran impacto que provocó cambios en el imaginario colectivo y en la práctica política. Como detalle hay que recordar que los movimientos sociales reaccionarios también lo practican: algunas actividades en las manifestaciones contra el aborto o contra el matrimonio homosexual o contra el secesionismo nacionalista, etc., han sido verdaderamente creativos, e incluso sus activistas han apelado a la desobediencia civil.

Muy a menudo en los foros propios del activismo artístico hemos discutido sobre sí este tipo de acciones tienen algún interés para el arte. Una opción posible es que existan ámbitos diferentes con funciones diferentes, pero es cierto que entre uno y otro hay espacios indefinidos donde la respuesta sería compleja.

A lo largo del siglo XX el arte ha transgredido la ley en muchas ocasiones, sobretodo las leyes relativas a la legítima libertad de expresión y a las propias de la moral pública. Los accionistas vieneses, por ejemplo, afectos a los excesos carnales, la obscenidad o la escatología, pasaron muy a menudo por la prisión aunque ellos no hacían su trabajo con ese objetivo –y de hecho algunos siguen trabajando en grandes eventos institucionales i recogiendo premios. Estos son casos de mal funcionamiento de la libertad de expresión o en los que no existía tal libertad. Pero cuando existe, ¿cómo se justifica la transgresión artística a la ley? La pregunta clásica es: ¿cómo se justifica que en una sociedad “pluralista”, en la cual se “supone” que todo el mundo puede acceder a los mecanismos institucionales de representación pública, aparezcan fuertes movimientos sociales contestatarios o casos de desobediencia civil...?

Un caso distinto son las acciones que voluntariamente transgreden la ley, es decir, las que hacen de esta transgresión la baza de su trabajo. Aquí se nos presenta otro problema, dado que hace tiempo que la subversión artística está subvencionada. ¿Cómo escapar del bloqueo político que supone la institucionalización de la transgresión? ¿Cómo mantener la función propia del trabajo artístico transformador? Y ¿cómo darle una trascendencia política más allá del exhibicionismo que es habitual en el ámbito artístico? Las viejas vanguardias lo dejaron claro: hay que rehuir la institucionalización y trabajar sobre un concepto de autogestión ideológica, capaz de expresar contramodelos de sociedad, en connivencia con los NMS.

SÁB. 16 - DOM. 17 / SÁB. 23 - DOM. 24, de 10:00 a 15:00.
TALLER DE DERIVA FOTOGRÁFICA Y RETOQUE DE ARCHIVOS RAW.

MIÉRCOLES 20, a las 20:00.
"IN GIRUM IMUS NOCTE ET CONSUMINUR IGNI", GUY DEBORD.

1978, Simar Films. Esta película, la última que hizo Debord, es en gran parte autobiográfica. Comienza con una crítica despiadada del espectador.

JUEVES 21, a las 20:00.
"ET LA GUERRE EST A PEINE COMENCÉE", ANÓMIMA
"MANUAL DE GUERRILLA DE LA COMUNICACIÓN", NÚRIA VILA.

Et la guerre est a peine comencée (La guerra apenas ha comenzado), película anónima cuyo guión está incluido en "Llamamiento y otros fogonazos", basada en conceptos de Tiqqun y El Comité Invisible
Manual de guerrilla de la comunicación, está basada en el libro del mismo título del colectivo A.F.R.I.K.A. 
VIERNES 22, a las 20:00.
CONCIERTO DE "FLORISTERÍA MATEO MORRAL" Y "FAMÍLIA FRANCO".
JUEVES 28, a las 20:00.
EXPOSICIÓN DE LAS CONCLUSIONES DEL TALLER DE DERIVA FOTOGRÁFICA.
SÁBADO 30, a las 20:00.
FIESTA DE CLAUSURA.